Intervención

Hospitalización

Traiga sus documentos médicos el día de la intervención.
Usted realizará su inscripción en los servicios de admisión que se sitúan en la recepción de la clínica. Lo más usual es que ya haya efectuado su inscripción el día en el que su cirujano programó su intervención.
Cuando la hospitalización se realiza un día antes de la intervención, el cirujano pasará a verlo para verificar que ya está listo para la intervención.

El día de la intervención

Respetar las indicaciones pre-operatorias que se le han ofrecido durante la consulta de anestesia.

  • Las modificaciones de tratamiento que pueden en algunos casos ser necesarias.
  • Las reglas de higiene que debe respetar: ducha pre-operatoria, uñas cortadas (sin esmalte de uñas ni uñas postizas), cepillado de manos, no usar prendas ni piercings.
  • Las reglas de ayuno pre-operatorio le serán explicadas. Estar en ayuna significa, no beber, no comer y no fumar.
  • La necesidad de una persona que lo pueda acompañar y cuidar luego de su hospitalización ambulatoria.
  • Las indicaciones vestimentarias que debe adoptar el día de la intervención (mangas largas, no usar corsé).

En el momento de la intervención

Usted será trasladado de su habitación en el hospital hasta la platafroma técnica del salón de operaciones.
La plataforma técnica está compuesta de cubículos para la preparación y la realización de las anestesias loco-regionales, de salas de operaciones y de una sala de vigilancia post-operatoria (sala de recuperación).
Para la realización de la anestesia, será instalado en la sala de inducción.
Una última visita del anestesista permitirá verificar todas las condiciones necesarias para su intervención (visita anestésica pre-operatoria).
Luego de la aplicación de la anestesia se procede a su verificación y luego se pasará al salón de operaciones.
Usted no podrá ver la intervención. Por razones de asepsia (lucha contra las infecciones) y para lograr una mejor relajación, usted estará separado del cirujano por un campo operatorio estéril. Sin embargo, usted podrá relajarse mirando la televisión o escuchando música.
Al finalizar la intervención, usted serátransladado a la sala de vigilancia post-operatoria. Durante esta fase una enfermera especializada lo atenderá y le recordará los pasos post-operatorios a seguir. Ella le propondrá igualmente un tratamiento antidolor con el fin de prevenir el riesgo de dolor post-operatorio. Anticipar la aparición del dolor es primordial.
En cirugía ambulatoria, usted podrá irse en la mayoría de los casos aún cuando la anestesia tiene efecto. Ella irá desapareciendo en un término propio a cada persona.
En el caso de una hospitalización completa, usted regresará a su habitación aún cuando la anestesia está aún presente.Los medicamentos antidolor que habían sido indicados por su anestesista irán poco a poco sustituyendo el efecto de la anestesia loco-regional.
Durante su estancia en la plataforma técnica de operación, usted será atendido por el anestesista y las enfermeras quienes pueden intervenir en cualquier momento. Esta vigilancia es optimizada mediante la colocación de un brazalete y de sensores cardiácosy respiratorios desde su llegada a la plataforma técnica. Dependiendo de su estado de salud, del tipo de anestesia realizada y de las distintas fases de la intervención, su hospitalización durará algunas horas.

Después de la intervención

Mantenga la mano más alta que el codo. Ello ayudará a disminuir el dolor, así como el edema de sus dedos.
Evite el sufrimiento causado por el dolor. No espere la aparición inevitable del dolor para tomar sus medicamentos antidolor.
Manténgase calmado y descanse hasta la hora de acostarse.
Mueva los dedos varias veces por hora.

Regreso al domicilio y seguimiento post-operatorio

Regrese a casa acompañado de alguien y conducido en vehículo particular. Menos frecuente es el traslado en ambulancia. Ello depende de sus posibilidades y de la prescipción médica debidamente justificada.
Antes de su regreso a casa le daremos el informe quirúrgico, así como una copia del correo que nosotros enviamos el mismo día a su médico de cabecera.
En la casa la presencia de un familiar o amigo es recomendada durante el día, así como durante la primera noche post-operatoria.
También le entregaremos la fecha de su próxima cita con el cirujano (consulta post-operatoria), así como un número de urgencia que le permitirá ponerse en relación con su cirujano en caso de necesidad.
La colaboración de su médico de cabecera es primordial y lo será aún más si él o ella ha sido previamente informado de la naturaleza y de la fecha de la intervención.
Todas las informaciones importantes relacionadas con la anestesia y la cirujía pre- y post-operatorias se registrarán en tiempo real en un archivo médico informatizado. Ello permite al equipo médico conocer de manera precisa la evolución de la actividad, el procedimiento de asignación o la incidencia de complicaciones secundarias.