Cirugía deportiva y Artroscopia

Cirugía deportiva – Definición:

La cirugía deportiva es una especialidad que debe responder a las exigencias de los resultados médicos y a las del tiempo. Es decir ella persigue obtener una rápida y satisfactoria convalecencia. El deportista por supuesto debe retomar su entrenamiento y la competencia deportiva lo antes posible. El resultado funcional debe, además de ser excelente, ser logrado en un corto período de tiempo. La recuperación del atleta debe realizare rápidamente con el fin de que este no pierda su nivel deportivo anterior a cualquier tipo de traumatismo articular u óseo de los miembros superiores. La cirugía deportiva ha sido revolucionada con la llegada de la artroscopia. Esta última utiliza una micro-cámara que permite evitar las grandes cicatrices dejadas por una cirugía abierta. Aunque la cirugía artroscópica es practicada por cirujanos especialistas en cirugía deportiva, ella no se consagra solamente al tratamiento de las patologías deportivas, sino que participa en el tratamiento de otras numerosas patologías degenerativas (de desgaste).

Síndrome compartimental en cirugía deportivaTraumatismo de codo en el rugby

 

Patologías y traumatismos en cirugía deportiva:

Las patologías tratadas en cirugía deportiva corresponden esencialmente a las patologías de tipo traumáticas: traumatismos directos durante la practica deportiva o consecuencia de anteriores traumatismos deportivos. Así, un servicio de urgencia especializado, calificado en traumatología, permitiendo un diagnóstico traumático preciso, es un prerrequisito indispensable en el tratamiento de patologías y de traumatismos deportivos.

Motivo de la artroscopia en cirugía deportiva:

Las técnicas de cirugía mediante artroscopia permiten acelerar la convalecencia y son perfectamente adaptadas a las problemáticas de la cirugía deportiva. La cirugía artroscópica deportiva es reconocida tanto por su carácter mini-invasivo como por el control visual y la precisión indispensables a todo acto quirúrgico.

En cirugía deportiva, la artroscopia se ha desarrollado, sobre todo, en los traumatismos de rodilla. La mayoría de las cirugías del miembro inferior son reconocidas por su desarrollo en las reparaciones de los ligamentos con asistencia artroscópica.
Sin embargo, hace tan solo poco tiempo que la artroscopia se ha extendido al tratamiento en diferentes articulaciones de patologías traumáticas y deportivas del miembro superior:

Cirugía de hombro en cirugía deportiva:

En cirugía deportiva, las técnicas de reparación mediante artroscopia de traumatismos deportivos tienen menos de 10 años.

  • La cirugía artroscópica de luxaciones acromio-claviculares permite evitar, entre otras, una seguna intervención de extracción del material. En la inestabilidad de hombro (luxación recidivante), los bloqueos óseos mediante artroscopia permiten posicionar perfectamente el bloqueo e igualmente reparar totalmente las lesiones capsulo-ligamentarias y otras lesiones del bíceps (lesión SLAP), frecuentes en los pacientes deportistas. De igual manera, cuando un bloqueo coracoideo no es necesario, las intervenciones reparadoras de hombro con refuerzo capsular anterior (Bankart) y posterior (cierre) permiten devolver al hombro su estabilidad anatómica.

Traumatismo de hombro en cirugía deportivaTraumatismo de la mano en cirugía deportiva

 

Cirugía de codo en cirugía deportiva:

En cirugía de codo, la artroscopia y la endoscopia han sido un aporte considerable en la atención de traumatismos y patologías deportivas.

  • Las rupturas del bíceps distal son actualmente operadas de manera ambulatoria, con incisiones de 3cm que terminan por ser poco visibles en el pliegue de flexión del codo.
  • Las técnicas de reparación de las fracturas del codo mediante artroscopia comienzan a aparecer y permiten reducir el tiempo de recuperación.
  • El síndrome crónico compartimental del antebrazo, patología no traumática y específica del deporte, se beneficia de una cirugía mini-invasiva mediante artroscopia.

Patología tendinosa en cirugía deportivaPatología de codo y patologías deportivas

 

Cirugía de la mano y de la muñeca en cirugía deportiva:

En cirugía de la mano y de la muñeca, las técnicas quirúrgicas recientes han permitido reparar los traumatismos de las pequeñas articulaciones sin puntos de sutura.

  • Ciertas fracturas de dedos y de muñeca pueden actualmente ser reparadas con una perfecta precisión gracias a la utilización de micro-cámeras de menos de 2mm.
  • Las fracturas de la muñeca (extremidad inferior del radio) y fracturas del escafoides pueden ser reducidas y sintetizadas de manera más sólida y menos invasiva.
  • Los esguinces de la muñeca son diagnosticados de manera más completa con una reparación quirúrgica más precisa.
  • Los esguinces graves del pulgar, frecuente patología deportiva, pueden ser operados con asistencia artroscópica y beneficiar de un diagnóstico más preciso y de una convalecencia simplificada.

Común en una caída violenta durante la práctica de rugby o de footballLa fractura del escafoides siempre es consecuencia de una caída con velocidad

 

Reeducación y fisioterapia en cirugía deportiva:

Luego de la operación quirúrgica, la cirugía deportiva necesita una reeducación especializada. El cirujano especialista transmite prescripciones detalladas de fisioterapia al equipo encargado en la reeducación deportiva. Así, en la mayoría de las intervenciones quirúrgicas del miembro superior, el entrenamiento cardiaco podrá ser retomado en los 15 días seguidos a la operación. Primero este debe ser comenzado en “home trainer” luego en marcha a pie. El reforzamiento muscular del miembro inferior es a menudo recuperado antes de un mes. Finalmente el comienzo del reforzamiento muscular del miembro superior y el comienzo del entrenamiento específico, dependerán de la patología traumática tratada y del deporte practicado.

Cirugía deportiva con reparación endoscópica de una ruptura del bíceps distal del codo. El entrenamiento deportivo deberá comenzar al cabo de 2 meses y los partidos al cabo de 3 meses, Toulouse