Cirugía de las fracturas de escafoides con asistencia artroscópica

Particularidades de las fracturas de escafoides:

El escafoides es uno de los principales huesos de la muñeca. El pertenece a la primera fila de los huesos del carpo. La vascularización del escafoides es precaria pues sus vasos provienen únicamente del polo distal lo cual explica los problemas de consolidación del escafoides en particular en las fracturas del polo proximal (próximo al radio) el cual está bien alejado de los vasos auxiliares. La cirugía de la muñeca mediante artroscopia permite evitar al máximo la vascularización del escafoides y así favorizar también su consolidación. 

Vídeo de la cirugía artroscópica de la muñeca en el tratamiento de una fractura de escafoides:

Vídeo de una cirugía de la muñeca mediante artroscopia con síntesis de una fractura de escafoides fijada con tornillo de doble rosca / Especialista Toulouse 

Diagnóstico de una fractura de escafoides:

El diagnóstico de una fractura de escafoides no es tan simple pues la fractura puede ser invisible en las radiografías iniciales. Es la persistencia de los dolores de la muñeca lo que nos lleva a realizar un escaner a través del cual podemos realizar un diagnóstico más preciso. Debido a las dificultades de diagnóstico, es muy común que la fractura de escafoides sea detectada tardíamente. Gracias al escaner podemos determinar la antigüedad de la fractura y eliminar la sospecha de una pseudoartrosis. Vemos aquí una fractura del tercio medio o proximal de escafoides poco desplazada, reciente y confirmada en el escaner.

Cirugía de una fractura de escafoides mediante artroscopia, radiografía pre-operatoria, ToulouseCirugía de una fractura de escafoides mediante artroscopia, escaner pre-operatorio, Toulouse

 

Tratamiento mediante cirugía artroscópica de las fracturas de escafoides:

La cirugía artroscópica de la muñeca en el tratamiento de fracturas de escafoides permite aumentar la seguridad de la intervención quirúrgica así como disminuir considerablemente la convalecencia y la duración de la inmovilización la cual no excederá de 15 días en las fracturas recientes de escafoides.

Las fracturas de escafoides necesitan un buen conocimiento de las técnicas de cirugía artroscópicas de la muñeca las cuales son técnicas de cirugía de especialistas.
La intervención quirúrgica se desarrolla de manera ambulatoria con anestesia loco-regional, el paciente se encuentra bien instalado en decúbito dorsal.
En las fracturas no desplazadas del escafoides, la intervención quirúrgica comienza con la fijación del foco de fractura mediante 2 husillos instalados bajo control fluoroscópico. 

Cirugía de una fractura de escafoides mediante artroscopia, Instalación operatoria, ToulouseCirugía de una fractura de escafoides mediante artroscopia, Fijación inicial de la fractura bajo control fluoroscópico con fijación transitoria del foco de fractura, Toulouse

Luego de la fijación de la fractura de escafoides podemos entonces comenzar la artroscopia a través de la vía radiocarpiana. La muñeca está en posición vertical, en ligera tracción, lo cual permite una decoaptación de las articulaciones de la muñeca.
El sangrado articular y las burbujas serán evacuados con una aguja. El hematoma alrederor de la fractura será evacuado con el instrumento motorizado o Shaver mediante control artroscópico.

Cirugía de una fractura de escafoides mediante artroscopia, evacuación con utilización de la aguja del sangramiento y las burbujas, ToulouseCirugía de una fractura de escafoides mediante artroscopia, evacuación del hematoma alrededor de la fractura con Schaver, Toulouse

Podemos visualizar perfectamente el foco de fractura de escafoides. A partir del foco de fractura encontraremos los husillos que dejaremos voluntariamente sobrepasar en la articulación para de esta forma controlar la perfecta posición.
La artroscopia de las fracturas de escafoides permite igualmente evaluar las lesiones de los ligamentos de la muñeca asociadas, las del ligamento escafosemilunar pero también las del ligamento triangular.

Cirugía de una fractura de escafoides mediante artroscopia, visualización del foco de fractura, ToulouseCirugía de una fractura de escafoides mediante artroscopia, contusión superior del ligamento escafosemilunar, Toulouse

Dos tornillos de osteosíntesis son introducidos en los pines guías. Ellos van a permitir la compresión del foco de fractura de escafoides.
Las vistas artroscópicas radiocarpiana y mediocarpiana permitirán confirmar la ausencia de conflicto articular de los tornillos de osteosíntesis y la perfecta reducción y compresión del foco de fractura de escafoides.

Cirugía de una fractura de escafoides mediante artroscopia, tornillo de doble rosca percutáneo en compresión, ToulouseCirugía de una fractura del escafoides mediante artroscopia, control del adecuado posicionamiento del tornillo debajo del cartílago, Toulouse

Los pines guías podrán así ser retirados.

Las incisiones quirúrgicas son cerradas con steri-strips. Esta intervención quirúrgica de la muñeca no necesita ningún punto de sutura.
Vemos aquí el resultado radiográfico post-operatorio. El material de osteosíntesis introducido en el escafoides no necesitará ser extraído.

Cirugía de una fractura de escafoides mediante artroscopia, radiografía post-operatoria, ToulouseCirugía de una fractura de escafoides mediante artroscopia, férula post-operatoria para conservar durante 15 días, Toulouse

 

Convalecencia y recuperación de una fractura de escafoides operada:

La inmovilización de la muñeca se realiza con una férula desmontable durante 15 días. El vendaje de la mano será necesario durante 10 días. Las actividades más comúnes de la vida cotidiana podrán ser retomadas con utilización de la muñeca al cabo de 15 días, el rugby entre 2 a 3 meses

Cirugía de una fractura de escafoides mediante artroscopia, cicatriz palmar al cabo de 1 mes, ToulouseCirugía de una fractura de escafoides mediante artroscopia, cicatriz dorsal al cabo de 1 mes